El running es un deporte en alza que practica cada año más gente. Se trata de un deporte que puede practicar todo el mundo y que cuenta con infinidad de beneficios; ideal para llevar un estilo de vida saludable. Estamos seguros que ya habrás oído hablar de estos beneficios cientos de veces, por ello hoy te aportamos en la clínica de medicina estética de BodyCare, una nueva visión, los daños que puede sufrir tu pecho con la práctica continuada del running.

¿Qué le ocurre a tu pecho cuando corres?

El pecho está formado por tejidos muy sensibles, que se alteran con los cambios hormonales o la edad, perdiendo elasticidad o volumen. Cuando practicamos algún deporte de alto impacto, como el running, se produce un desplazamiento de estos tejidos que puede producir una caída de los senos. Este riesgo aumenta cuanto mayor es la talla de la persona y también a mayor frecuencia de la práctica deportiva. De hecho en casos extremos, en los que la talla es muy grande, es posible que el running no sea un deporte aconsejado.

¿Cómo podemos evitar los daños?

El primer paso para evitar daños en los tejidos del pecho es utilizar un buen sujetador deportivo, que se adapte al tamaño de nuestros senos y que equilibre el movimiento evitando un rebote excesivo.

También es aconsejable que combines al running con ejercicios de pecho específicos que te ayuden a tonificarlo y a fortalecerlo. Con ello lograrás tener un pecho firme y bonito. Si además utilizas una buena crema reafirmante como la de SkinClinic, tu aspecto será aún mejor.

Tratamientos reafirmantes de pecho

En el mundo de la cosmética en general, y en nuestra clínica BodyCare en particular, contamos con las técnicas más avanzadas para realizar tratamientos reafirmantes que te ayuden a devolver la posición natural de tus senos. Te aconsejamos:

– El Tratamiento Natural Skin Bra. Un tratamiento pensado para remodelar el pecho y reafirmarlo. Es un innovador tratamiento que realza los senos a la par que consigue unos resultados increíbles en hidratación, nutrición y elavación activando también la circulación del busto para tratar el tejido mediante técnicas profesionales.