Las enfermedades nerviosas son ese gran desconocido de la medicina, el caballo de batalla de muchas personas en su día a día. La OMS determina que el 25% de la población padecerá una enfermedad nerviosa a lo largo de su vida, esto equivale a casi 3 persona de cada 10. En la clínica BodyCare te ayudamos a combatirlas.

Las enfermedades nerviosas más comunes

Son muchas las enfermedades del sistema nerviosos, pero las más padecidas son las relacionadas con los trastornos convulsivos, los trastornos nerviosos, el estrés, la ansiedad y la depresión.

Hay diversos grados, pero sus síntomas se caracterizan por la inquietud, la irritabilidad, emotividad exagerada, perturbaciones en las actividades rutinarias, cambios de humor, cefaleas… y otra larga lista de síntomas. En su mayoría son producidas por causas hereditarias, exceso de trabajo, alimentación deficiente, falta de descanso, estrés o disgustos.

¿Cómo tratar una enfermedad nerviosa?

Los primero que tenemos que hacer es mediar en el ambiente que se encuentra el paciente. Es necesario tratar de apaciguar el ambiente y entorno del enfermo para conseguir pacificar su sistema nervioso. Es necesario transformar todo aquello que hace daño al paciente y llevar una vida lo más sana y tranquila posible.

En la clínica BodyCare somos especialistas en el tratamiento de enfermedades psíquicas como la anorexia, bulimia, estrés, depresión… con varios tratamientos:

Acupuntura, como terapia natural que alivia el estrés y relaja notablemente al paciente.
Tratamientos alternativos para fomentar la relajación y liberación de estrés fundamentados en la homeopatía natural.

Consejos para llevar una vida sin estrés

Además de los tratamientos ya mencionados de forma general podemos recomendarte que sigas estas indicaciones, a fin de mejorar tu estado psíquico y alcanzar un equilibrio emocional:

– Dedica varios minutos al día a respirar con calma y profundamente.
Visualiza imágenes tranquilizantes y que se relacionen con metas que deseas alcanzar o próximos planes.
Aléjate de todos los dispositivos electrónicos. El teléfono móvil, el ordenador, la televisión… son aparatos que aumentan considerablemente nuestros niveles de estrés.
– La música amansa a las fieras. Si te gusta un estilo de música determinado y además consideras que te relaja úsalo para alcanzar la paz cuando más lo necesites.