La piel envejece, en parte por el paso del tiempo y, en otra gran medida, por otros factores externos que la dañan. Hoy te ayudamos a corregirlos para favorecer una piel joven y luminosa sin necesidad de tratamientos estéticos. (No te preocupes, cuando los daños ya están hechos también hay soluciones y te ofreceremos alguna al final de la noticia).

No usar protector solar todos los días

La piel tiene memoria. No utilizar protector solar puede dañar tu piel de forma irremediable. Se recomienda utilizar protección solar todos los días del año, incluso aquellos que están nublados. Lo ideal es usar una protección con factor SPF 20 durante los menos de menor radiación solar y una protección SPF 50 + en los meses más cálidos.

No utilizar los cosméticos apropiados

Pocas veces nos dejamos asesorar o realizamos un análisis democosmético antes de adquirir un tratamiento cosmético. Existe una gran tendencia a compartir cremas y productos cosméticos con otras personas o a desconocer nuestro tipo de piel y las necesidades que tiene. Lo ideal es que cada persona utilice sus propios productos, los más adecuados a su tipo de piel. En BodyCare tenemos un gran abanico de posibilidades:

Productos faciales para piel mixta y grasa.
Productos faciales para piel normal, seca y sensible.
Cosméticos para pieles reactivas, maduras y senior.

No utilizar contorno de ojos

Aún cuando utilizamos la crema adecuada muchas veces nos olvidamos del contorno de ojos, una de las principales cremas que deberíamos utilizar a diario. Las primeras arrugas salen alrededor de nuestros ojos, donde la piel es más frágil e irritable. Recomendamos utilizarlo cuanto antes, pero de forma continúa a partir de los 30 años. Te recomendamos el contorno de ojos de SkinClinic.

La hidratación en las pieles grasas

Que tu piel tenga tendencia al acné no significa que esté perfectamente hidratada. La piel grasa también requiere de una hidratación continúa, pero utilizando productos libres de grasa y con fórmulas en gel o texturas matificantes.

No desmaquillarse antes de dormir

Este es quizás el consejo más conocido, pero que aún continúa sin llevarse a la práctica. No desmaquillarse favorece el envejecimiento prematuro de la piel. Deberías utilizar un tónico mañana y noche y una loción micelar o toallitas desmaquillantes antes de acostarte.

Prevenir mejor que curar

Todos estos consejos se centran más bien en la prevención, en hábitos diarios que favorecen una piel joven por más tiempo. No obstante cuando el daño ya está hecho y las primeras arrugas han aparecido existen tratamientos que te ayudarán a combatirlas. Destacan en nuestra clínica BodyCare de Valencia:

– El Botox es la mejor solución para alisar tus arrugas más profundas.
– El tratamiento con factores plaquetarios alisa tu piel atenuando las arrugas y devolviendo la juventud a tu rostro.
– El tratamiento Radiesse te aporta un rejuvenecimiento facial completo.

Llámanos sin compromiso y te asesoramos sobre el tratamiento que más te conviene.